Política, poder y propaganda

Vivimos en un mundo en exceso politizado. Soy joven, y quizás por eso me parece que últimamente el mundo se está radicalizando, cuando ha sido así desde que los mares son mares. Quizás es eso, o quizás es solo la realidad de España. No lo sé, y sinceramente, no es en lo que quiero centrarme ahora mismo.

Tampoco voy a dar una opinión política en particular. Supongo que en otras circunstancias mi opinión podrá saberse, pero no va a ser en este blog, al menos.

Voy a hablar, sobre todo, de la propaganda política, como la siento, y como creo que debe contemplarse.

En primer lugar, hay demasiada. La mayoría de Internet contiene, de forma directa o indirecta, ideas políticas de un bando o de otro, como si eso fuera lo único realmente importante. Y me sorprende, en verdad, la forma en la que se plantea. Quizás si la propaganda fuera directa, sobre puntos a favor o en contra de una determinada idea, no la consideraría tan invasiva. Quizás sería monótona.

Pero, y al menos desde que estos temas irrumpieron en mi vida, la considero feroz, agresiva, ruin, mordaz, y, en muchos casos, ofensiva. Hace demasiado tiempo que parece que lo importante no es ni siquiera aportar ideas, sino desprestigiar las ajenas. Parece que el argumento importante es “Y tú más”. Parece que lo que importa es la radicalización sin sentido, la supremacía de las opiniones, y la negación de los errores propios.

No sé cuánto tiempo lleva esto siendo así, desde luego. Y como he dicho, no es lo importante. Porque somos los que ahora lo estamos viviendo los que debemos denunciarlo. En vez de respaldar el apoyo a uno u otro bando en materias de humor, en vez de omitir los detalles que nos quitarían nuestro apoyo, o de decir los cuatro eslóganes acertados que parecen inclinar la balanza a un lado, deberíamos reflexionar sobre lo que de verdad nos interesa.

Quiero terminar esta entrada con una petición a la calma: vamos a no convertir en mártires a los que son atacados ni en héroes a los que atacan. Vamos a enfriar nuestra mente, por un segundo, y a razonar lo que de verdad pensamos que es lo correcto. Y, cuando lo encontremos, debatámoslo en los foros apropiados.

O al final, como dijo Göbbels, “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. Y no nos equivoquemos: nuestra opinión, aun secundada por el la totalidad del planeta, puede ser una opinión errónea.

Sobre la publicación del libro

Como algunos ya sabéis, tengo intención de publicar definitivamente Los Hijos del Árbol, aunque me encuentro en una disyuntiva con respecto a la forma de hacerlo. Por una parte, tengo claro que no quiero presentarlo a un concurso. Hay algunos vacíos legales ahí, y no quiero que la obra se pierda entre que la escogen o no. Prefiero autopublicarla a eso. Está claro, por otra parte, que si alguien conoce un concurso en el que las bases especifiquen cómo informan de las obras no premiadas o que no se reserven el derecho a publicarlo, sino que queda como una consulta para el autor, en ese caso, también me vale.

Y digo que también me vale porque la verdad es que me gustaría explorar todas las opciones antes de publicarlo. He consultado algunas editoriales (para ser justos y sinceros, las de la primera página de google) y he contrastado la información. La que más me convence es createSpace, la plataforma de Amazon para la publicación de formato físico del libro. Tiene una pequeña pega: no se publicaría en librerías, solo a través de Amazon. Por otra parte, es completamente gratuita y barata para el autor.

Dicho esto, si alguno conoce alguna editorial que acepten libros de escritores noveles, estaría encantado de que me proporcionaran información sobre la misma.

Lectores Beta

Sí, esta es una llamada oficial para la gente que quiera ser lector beta de Los Hijos del Árbol. Como mencionaba hace unos días, he finalizado el borrador y estoy buscando a gente que me diga su opinión y me ayude a corregir los pequeños errores que uno mismo cuesta detectarlos. Ya he tenido a algunos amigos que se han ofrecido a ayudar, y agradezco sinceramente su ayuda.

Pero quiero escuchar la opinión de personas que no conozco tanto, personas con las que no haya hablado a lo mejor desde hace un tiempo, o personas que solamente tiene ganas de leer un proyecto nuevo de un libro.

Si alguien está interesado en participar, me gustaría que leyera el libro antes del día 1 de mayo, fecha en la que quiero que estén mis propias correcciones finalizadas, para ultimar los últimos detalles y, a los pocos días, publicar definitivamente el libro. Sé que es una fecha ambiciosa, pero al menos me gustaría intentarlo.

Contactad conmigo a través de esta entrada, facebook, twitter o loshijosdelarbol@gmail.com

Muchas gracias de antemano.

Portada

Tal y como sugiere el título, tengo portada, cortesía de José Contreras del Río. La verdad es que hacía algún tiempo que dispongo de ella, pero aún había que matizar algunos detalles como la posición del título y el nombre de la saga, el nombre del autor, el espacio de la sinopsis… en la imagen que os voy a subir no están incluidos todos estos detalles, pero espero poder añadirlos pronto.

De todas formas, hoy mismo he comenzado con la revisión del texto, así que aún queda tiempo hasta que el libro esté definitivamente a la venta. Mientras tanto, gracias de nuevo por vuestro apoyo.

 

12528212_1227951580553827_121424373_o

 

Por cierto, tened en cuenta que en la imagen se incluye la portada, la contraportada y el lomo.

¡Terminado!

Me complace anunciar a todo aquel que está interesado por Los Hijos del Árbol que finalmente he terminado el borrador del mismo. Son 980 páginas a Word, 346 314 palabras.

Han sido muchas las horas que he invertido en este proyecto, tanto directa como indirectamente, y muchas las horas que aún me quedan hasta que finalmente pueda publicarlo y editarlo como es debido. Hay muchos matices que retocar, palabras que cambiar, e incluso capítulos que suprimir. Pero me siento orgulloso con mi trabajo, con mi obra, con mis ideas.

Cuando comencé a escribir, sinceramente, no esperaba que esta obra fuera a ser distinta de todos los demás proyectos que había iniciado, pero ha habido mucha gente que sinceramente me ha ayudado y apoyado para que este libro sea lo que es. Espero que en un futuro, todos podáis leerlo y compartirlo.

Mientras ese futuro llega, tengo que pediros un favor. La verdad es que, como os he dicho, el libro es aún un proyecto verde. No un brote de un árbol, sino un fruto verde. Me gustaría que algunos de los que leáis estos os ofrecierais a leerlo y a colaborar para mejorar los detalles a pequeña y gran escala que pueden ser mejorados, antes de publicarlo definitivamente. Sí, estoy pidiendo lectores beta.

Todos aquellos interesados, por favor, contactad conmigo por Facebook, Twitter, o el correo de loshijosdelarbol@gmail.com

Muchas gracias por vuestro ánimo y apoyo.