Una nueva pieza musical

Tras unos meses de inactividad, tanto de mantenimiento del blog como de escritura y de composición por motivos personales, vuelvo a las andadas. Aparte de continuar escribiendo carácter a carácter, tal y como anuncié por twitter hace una semana, una idea había rondado mi mente en forma de melodía, y finalmente he tenido el tiempo suficiente para darle forma y subirla a Soundcloud, como las demás.

Es una pieza exclusivamente para piano que he titulado “La caída de un héroe”. Como todas hasta el momento, está inspirada en un pasaje de “Los Hijos del Árbol”. Espero que os guste.

Música para Afrhad – Van’Thur

Probablemente la última pieza que suba en una buena temporada, ya que me ha llevado más tiempo de la cuenta terminarla de la forma que quería terminarla. También es la más ambiciosa, ya que es la primera orquestal que he subido aquí.

 

Espero que os guste a todos 🙂

Más música para Afrhad – Íone

La verdad es que después de haber visto que hubo una relativamente buena acogida de mi anterior composición, me motivé un poco, y quise seguir componiendo, aunque fuera una pieza sencilla como esta que presento. Esta vez, también, he sido un poco más valiente y me he atrevido a añadirle un conjunto de cámara y voces, aunque claro, dado que se trata de una librería de sonidos MIDI, el sonido no es todo lo bueno que podría llegar a ser. Con esto tampoco me justifico de la calidad de la obra. Sé que no soy un gran compositor, pero la verdad es que me siento motivado, y quiero compartir mis pequeñas melodías con mis lectores.

 

Al igual que siempre, muchas gracias por vuestro tiempo y atención, y espero que os guste.

Música para Afrhad

Como algunos sabrán, de vez en cuando, en mis ratos libres, golpeteo el piano intentando crear alguna melodía. Hace un tiempo, dio la casualidad de que entre unas cosas y otras acabé tocando el inicio de esta canción. Por supuesto, no tenía la forma que tiene ahora, pero la verdad es que, manteniendo la idea en mi cabeza, fui creando poco a poco las distintas partes que la componen.

Cuando ya llevaba un tiempo con la idea de terminar de componerla en condiciones, Laura Sáez González golpeó otras tres notas, a un ritmo específico.

En ese momento, la inspiración me abordó de la misma manera que lo hace cuando me encuentro frente a los manuscritos.

Con tiempo, y no sin esfuerzo, cambié ligeramente la idea que tenía de la canción, y creé una pieza con los dos motivos que suenan actualmente. Y ayer, finalmente, la transcribí a un formato que pudiera sobrepasar mis limitaciones como pianista, y he decidido subirla a SoundCloud para que todos podáis disfrutar de la pieza.

 

Muchas gracias por vuestro tiempo y atención. Con suerte, subiré más canciones pronto. Aunque, desde luego, no prometo nada.

Las melodías desconocidas

Hoy me he despertado cansado. A muchos nos pasa, supongo. Hay días en los que desperezarse es más difícil que otros. Días en los que la promesa de algo nuevo no es suficiente para alejarnos de las sábanas. Hay días en los que lo mejor que crees que puedes hacer es quedarte en la cama, leer algo, escuchar alguna canción, y levantarte solo cuando el hambre venza. Para esos días, he encontrado una canción.

Y mientras la escuchaba, no he podido evitar preguntarme cuántas canciones como esta habrá realmente escondidas en lo más profundo de la web (o de youtube, en este caso), sin que nadie les preste la atención que merece. A mí, esta canción me motiva, o mejor dicho, me ha motivado esta mañana. Podría intentar haceros un análisis sobre qué es lo que tiene para motivar pero… lo mejor es dejarla sonar.

Este día probablemente sería distinto si no hubiese oído esta canción, si sencillamente me hubiese quedado tumbado. Porque la medicina no se estudia sola… me temo. Ni los libros se escriben solos.

A veces, cuando encuentro este tipo de sonidos, me gustaría hacer un pequeño rescate sobre todo lo que no es famoso, sobre todo lo que se oculta bajo las http://. Y estoy convencido de que algún día lo haré. Mientras tanto, dejaré que todas estas melodías sean ocasionales. Que en algún acto de desesperación como esta mañana, rebusque en los vídeos de youtube la inspiración de alguien, muy alejado de mí, y que me pida que va siendo hora de hacer algo parecido.

Solo espero que algún día las palabras de lo que estoy escribiendo le sirvan a otro para levantarse de la cama y aportar al mundo su granito de arena.